Diario De A Bordo

 

Trasvase concibe la marca como una identidad que no se manifiesta siempre de una misma forma. Supone un nuevo concepto innovador y por tanto diferencial, específico y como acto arriesgado; siendo un elemento más del patrimonio intangible de la asociación que engloba los siguientes conceptos:

La mente como herramienta de trabajo - El envase como representación de la mente - La individualidad como colectividad.

La persona individual como contenedor que engloba en su interior un continuo movimiento de aprendizaje y sabiduría para poderlo compartir con el resto de la humanidad. El contenedor que contiene y que traspasa contenidos.

El símbolo de Trasvase representa la cabeza del individuo como contenedor. Este símbolo es inalterable tanto en su forma como en su concepto y se debe preservar en todo momento. La obra de los artistas se centrará siempre en el contenido interior dándole su propio sello identitario. Un logotipo en continuo movimiento, siendo la primera propuesta encargada a María Sánchez. EMECÉ ESEENE ha convertido la letra "e" como ojo que todo lo ve conectado al cerebro.