Diario de a bordo

 

Nos sumergimos en el sector pesquero portugués en la primera toma de contacto. Para empezar nos fuimos directamente a Santa Luzia: Capital del pulpo que se encuentra junto a Tavira. Una vez allí conocimos a João, el último carpintero de ribera de la zona y a los pescadores especializados en la pesca del pulpo. Estos utilizan el arte mayoritariamente con nasas y alcatruz de plástico, aunque pudimos encontrar algún que otro cerámico. Un lugar encantador rodeado de salinas, cementerio de anclas y de maravillosas aves migratorias.